Home

Print

Reír, antídoto a todo mal.

Author: Super UserPosted in: Belleza y Salud

El poder de tu sonrisa video Pita Ojeda   

reir

Con dedicatoria especial para quien está malhumorado, para el que se siente triste y deprimido, para aquel que acaba de hacer un coraje, para el enfermo y en general para quien siente que hace mucho no encuentra un  motivo para alegrarse… Para ti que buscas la felicidad tengo la receta infalible: reír, aunque de momento no encuentres un motivo que celebrar.

Y es que la risa aunque sea forzada, será la medicina que cure todos tus males. Estudios médicos aseguran que las virtudes de la risa son muy claras: un minuto de risa equivale a 45 minutos de ejercicio moderado, pone a trabajar 400 de los 650 músculos del cuerpo. Reír amplía la capacidad pulmonar mejorando la respiración, fortalece el corazón, baja la hipertensión aumentando el riego sanguíneo, tonifica los músculos, rejuvenece, lubrica los ojos, mejora la energía sexual, ahuyenta el insomnio, fortalece el sistema inmunológico y  elimina toxinas, entre otros beneficios.

La risa como terapia no es algo nuevo, Hace más de 4000 años en el antiguo imperio chino, las personas se reunían en templos para reír con la finalidad de equilibrar la salud.

Actualmente los hospitales  vanguardistas de todo el mundo, incluido  México, están utilizando la figura del medico payaso para hacer reír a los pacientes niños y adultos con resultados sorprendentes, aun en casos de enfermedades terminales como cáncer y sida. Y si bien, reírse en algunas ocasiones no es suficiente para erradicar el mal, podríamos decir que contribuye en un gran porcentaje a hacer más llevadero el padecimiento disminuyendo el dolor y la angustia.

La risa es medicina para el cuerpo, pero también para la mente y para el alma, ya que una simple sonrisa tiene el poder de generar estados de ánimo positivos. Además mientras reímos nuestro cerebro no puede generar pensamientos negativos.

Compruébalo ahora mismo. Sonríe aunque no tenga ganas, esboza una sonrisa muy amplia y mantenla el mayor tiempo posible.

La acción de sonreír estira los músculos de la cara hacia arriba engañando al cerebro, haciéndole creer que estás contento, un segundo después el cerebro comienza a emitir los impulsos que segregan las sustancias responsables de sentir felicidad y bienestar como:

  • Endorfinas, también llamadas hormonas de la felicidad, que traen al cuerpo una sensación de bienestar parecida a la de la morfina que mitiga el dolor.
  • Serotonina, neurotransmisor que funciona como sedante y antidepresivo.
  • Dopamina, llamada también mensajera de la alegría.

 

Mantén una sonrisa en tu cara, la gente alegre es más atractiva y es bienvenida en todos lados, generando mejores condiciones para si mismo y quienes le rodean.

Tus DESEOS son ÓRDENES y si  realmente deseas llevar una vida plena y prospera para alcanzar la tan ansiada felicidad, en ti está la  posibilidad de transformar los sentimientos y pensamientos negativos y fatalistas, por aquellos que te harán sentir muy bien…así que sonríe, ríe, diviértete y se feliz.